+58 (212) 285.52.84 [email protected]

Por qué acudir al Dermatólogo?

Antes de iniciar este artículo quiero desearles un Año lleno de ánimo y fortaleza para continuar colaborando con este hermoso país, dando lo mejor de cada uno, nuestros principios, valores y la fuerza de nuestros hijos para alcanzar tener el país que queremos y nos merecemos.

La población en general y también la mayoría del gremio médico piensa que la Dermatología es una especialidad sencilla y que todo se cura con cremas con esteroides, de allí que muchas personas viven indicando tratamientos para las lesiones de la piel porque a ellos “les prestó”.

La Dermatología se encarga del estudio de la Piel, sana o enferma y el Dermatólogo es el especialista encargado de enseñar las medidas preventivas para el cuidado de la Piel, diagnosticar enfermedades de acuerdo al tipo de lesión, corregir alteraciones de la misma ya sea mediante medios quirúrgicos o equipos necesarios para alcanzar el objetivo, determinar y diferenciar si está en presencia de lesiones benignas o malignas de la piel. Pero la piel no es un órgano sencillo, es el órgano más extenso, nos protege del medio externo como también es una ventana a nuestro interior porque a través de ella podemos diagnosticar enfermedades sistémicas subyacentes que se manifiestan inicialmente en ella lo cual permite un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno pudiendo impedirse consecuencias más severas.

Ahora bien, después de leer lo anterior, cree Ud. que si tiene una lesión en piel debe acudir a un médico no Dermatólogo?

No!!!! El Dermatólogo es un especialista que inicialmente debe formarse como Internista o Pediatra, es decir, una formación especializada para el enfoque integral del paciente y posteriormente durante 3 años se dedica al estudio e investigación de las enfermedades de la piel, de los cambios por agentes nocivos y por el envejecimiento, de allí la importancia de acudir a este especialista ya que es el acreditado para saber si su lesión de piel es benigna o maligna, si es de la piel o de una enfermedad subyacente, si es de origen genético o adquirida. Existen muchas enfermedades cuyas lesiones se semejan pero que su tratamiento es totalmente diferente pudiendo empeorar el cuadro clínico si no se plantea el diagnóstico correcto y por supuesto el tratamiento adecuado.

Este artículo es el primero de una serie que la Sociedad de Dermatología ha decidido continuar como un canal de información para la población en general. De esta manera esperamos colaborar con la formación y el conocimiento de nuestra especialidad, lo que hacemos y de lo que nos ocupamos