+58 (212) 285.52.84 [email protected]

Escabiosis

La escabiosis o sarna, es una ectoparasitosis relativamente frecuente producida por el ácaro Sarcoptes scabiei var. hominis; su periodo de incubación es de 1 a 3 semanas; las hembras del parásito son capaces de poner entre 10 y 40 huevos que maduran en 1 semana, los ácaros alcanzan el estadio adulto en 3 semanas y son capaces de reiniciar el ciclo. La transmisión suele ser directa por contacto estrecho y también a través de ropa (por ejemplo, de la cama o de toallas).

El síntoma fundamental es el prurito, el cual puede ser de mayor intensidad en horas de la noche; puede observarse un surco (elevación lineal de la piel de pocos milímetros de longitud) y/o una pápula o vesícula de 2-3 mm de diámetro, a veces también existen pequeños nódulos eritematosos, estos últimos preferentemente en el pene y en el escroto, e incluso ampollas. Las zonas afectadas son los espacios interdigitales de las manos, la superficie de flexión de las muñecas, los glúteos, la zona genital y la areola mamaria. En los niños pequeños las lesiones predominan en el cuero cabelludo, en el cuello, en la cara, en los pliegues, en las palmas y en las plantas.

El diagnóstico en fundamentalmente clínico, erupción generalizada muy pruriginosa, a predominio nocturno, que afecta a varios miembros de una familia o comunidad cerrada. El diagnóstico de certeza se basa en la visualización del ácaro, de sus heces (escíbalos) y/o de los huevos, mediante la realización de un examen microscópico del material obtenido al raspar las lesiones.

El tratamiento debe cumplirlo el paciente y las personas que conviven en la misma casa y sus contactos cercanos, a pesar de estar asintomáticos; las principales opciones para el tratamiento tópico son la permetrina, el azufre y el crotamitón. La ivermectina es un antihelmíntico eficaz y seguro administrado por vía oral, en casos rebeldes se puede administrar una segunda dosis, no debe administrarse en niños menores de 5 años, también existe una presentación de ivermectina tópica. Se deben complementar cualquiera de los anteriores tratamientos, con el cambio diario de la ropa utilizada y lavarla y/o secarla a temperatura superior a 60º durante 5 a 7 días. Para el prurito se indican antihistamínicos orales y, en caso de sobreinfección de las lesiones cutáneas se prescriben antibióticos orales.

 

____________
Foto archivo, cortesía de  Msc. Fernando Gómez Daza, Lab. de Micología y Enfermedades Tropicales, Valencia, Venezuela.